Usuario:   Contraseña:    
   
¿Quieres ser amigo del hígado?
Inicio / ACTUALIDADES / Últimas noticias

EL AUMENTO DEL HÍGADO GRASO EN LOS ADOLESCENTES

-A prevenir antes que sea demasiado tarde-

Por: Diego Raul González Chapa
Médico Pasante en Servicio Social
diego.g.chapa@gmail.com

6 de marzo de 2013

Desde finales de la década de 1980, la prevalencia de hígado graso no alcohólico entre los adolescentes, principalmente en Estados Unidos, se ha más que duplicado, de acuerdo a estudios nuevos en la población. Por otro lado, nuestro país actualmente ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, por lo que la situación en México es probablemente muy semejante a la de Estados Unidos.

“Prevenir a los niños de tener sobrepeso prevendrá la mayoría de los casos de enfermedad por hígado graso no alcohólico”, comentó la Dra. Miriam Benedecta Vos de la Universidad Emory en Atlanta, Estados Unidos. “La prevención involucrará enseñar y apoyar a los padres de los niños a evitar bebidas azucaradas, limitar el tiempo frente al televisor a una hora diaria, servir medio plato de vegetales, y asegurar al menos 60 minutos de actividad física por día”.

La Dra. Vos y sus colegas estudiaron 12, 714 adolescentes entre 12 y 19 años por un periodo de 22 años, y determinaron un incremento de hígado graso del 3.9% al 10.7%. Estos datos fueron en todos los grupos étnicos de Estados Unidos (siendo mayor la prevalencia en los mexicano-americanos), tanto en hombres como en mujeres, y sobre todo los que desarrollaron obesidad.

En el caso específico de las mujeres obesas, 27% desarrolló la enfermedad, mientras que en los hombres obesos fue de 48.3%: “A pesar de que los incrementos en la prevalencia de obesidad en el periodo de tiempo estudiado es una explicación probable para algunos de los incrementos en los casos de hígado graso no alcohólico, los resultados de este estudio resaltan la importancia de otros factores”, comentan los investigadores. Estos factores incluyen la edad, índice de masa corporal elevado, raza mexicano-americana y el sexo masculino.

“Estudios previos sugieren una asociación entre la dieta y el riesgo de la enfermedad por hígado graso no alcohólico, principalmente el aumento en el consumo de bebidas azucaradas”, agregó la Dra. Vos.

Al mismo tiempo, el Dr. Valerio Nobili del Hospital Pediátrico Bambino Gesu, de Roma, Italia, comentó que en su país más de un millón de niños tienen esta enfermedad.

Por lo tanto, si queremos que las nueva generaciones tengan una esperanza de vida mayor que las generaciones previas en nuestro país, es necesario actuar lo más pronto posible, ya que cómo hemos visto tenemos factores de riesgo raciales, de nuestros patrones de alimentación, sedentarismo, y la realidad de una tasa elevada de obesidad infantil ya instaurada en México.

Fuente:
1. Boggs, W. Nonalcoholic Fatty Liver Disease on the Rise in US Adolescents. Reuters Health Information. 2012.
2. Welsh, J., Karpen, S., Vos, M. Increasing Prevalence of Nonalcoholic Fatty Liver Disease Among United States Adolescents, 1988-1994 to 2007-2010. J Pediatr. 2013 Mar;162(3):496-500.

 

DESTACADAS