Seguridad de la página de inicio
jueves, 22 octubre 2020
Log in

COMO ESTA COMPUESTO MI CUERPO

Muchos médicos y profesionales de la salud recomiendan mantener un peso saludable para evitar enfermedades crónico-degenerativas, pero esto nos lleva a la siguiente interrogante: ¿Qué es un peso saludable? Cuando se piensa en perder peso o simplemente se quiere saber qué tan saludable estamos, en la mayoría de los casos se recurre a lo siguiente: subirse a una báscula y sólo darle importancia al peso total o en algunos escenarios calcular su Índice de Masa Corporal (IMC) (el cual sólo toma en cuenta dos datos, peso y estatura) para comparar parámetros de diagnóstico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

body2Pero la realidad es que estos métodos no le dicen nada relacionado con qué tan saludable se encuentra su cuerpo, todo lo que el peso y el IMC hacen es comparar qué tan pesado es con un estándar que no se ajusta a sus características individuales.

El IMC es un método común utilizado para evaluar la salud de un individuo al comparar la cantidad de peso que cargan con la altura del mismo. A pesar de la generalización en el uso del IMC en la clínica práctica, tiene sus limitantes y es una herramienta pobre para el rastreo en el cambio del peso porque no hay manera de identificar si el cambio en el peso es por músculo o grasa. Predecir la salud o mortalidad usando tan solo una cifra ignora factores importantes que contribuyen a una mejor salud.

Cuando se trata de estar más saludable, lo ideal es que se logre una pérdida grasa y ganacia de músculo. Pero el IMC y el peso total no diferencian entre músculo y grasa. La manera de conocer estos y otros componentes de nuestro cuerpo es través del análisis de la composición corporal.

El análisis de composición corporal es una forma de describir de qué está hecho el cuerpo y su estado nutricional, diferenciando entre grasa, proteínas, minerales y agua corporal para proporcionar un diagnóstico instantáneo de salud. Puede mostrar de manera precisa los cambios en masa grasa, masa músculo esquelética y porcentaje de grasa corporal. Conocer estos datos resulta imprescindible para comprender los efectos que la dieta, el ejercicio físico, la enfermedad y el crecimiento físico, entre otros factores del entorno, ejercen sobre nuestro organismo.

La composición corporal se utiliza para describir los porcentajes de grasa, hueso, agua y músculo en los cuerpos humanos:

Body composition

Pocentaje de grasa

La masa grasa total representa en el organismo un componente esencial de reserva energética y como aislante nervioso. También tiene un rol clave en la termorregulación. La grasa corporal es beneficiosa y necesaria, su reducción excesiva puede ser peligroso. Sin embargo, tener en exceso caracteriza a la obesidad y puede dar origen a un proceso inflamatorio y enfermedades múltiples asociadas. Por eso, la clave está en mantener nuestro porcentaje de grasa corporal en un rango normal. 

El último Consenso de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), señala de manera muy genral que un porcentaje elevado de grasa corporal es de 25% o más en hombres y de 33% o más en mujeres. Por encima de estos porcentajes de grasa corporal se diagnostica obesidad. Sin embargo, presenta variaciones en el sujeto de acuerdo a su edad, sexo y altura.

Agua corporal

Tu cuerpo está compuesto por un 50% a 65% de agua, un porcentaje considerable de tu peso general y una métrica importante en la salud de tu cuerpo. Si bien puedes deshacerte de algunos gramos al perder peso en agua, tu porcentaje de agua corporal cambia diariamente y esa pérdida no es duradera. Un cambio de medio kilo producido de la noche a la mañana se debe, probablemente, a la cantidad de agua que tu cuerpo esté reteniendo o perdiendo, no a un cambio brusco en la masa muscular o grasa corporal.

Un cuerpo bien hidratado es menos propenso a retener líquido o a perder mucha agua. La cantidad de líquidos necesaria para cada día varía según la persona, pero un nivel saludable de hidratación es fundamental para la salud.

Masa muscular y ejercicioMasa muscular

La masa muscular es uno de los tejidos primarios que más porcentaje ocupa en el peso corporal total de una persona adulta que goza de buena salud. En general, los valores oscilan alrededor del 35% al 45%, dependiendo de variables como la edad, el sexo y la aptitud física de cada uno. En mujeres físicamente inactivas, los niveles más elevados de masa muscular se concentran entre los 16 y los 20 años; mientras que en el caso de los hombres, se dan entre los 18 y los 25 años. Sin embargo, esta tendencia puede verse modificada a raíz de variables propias de cada persona, como la práctica habitual de ejercicio o  la incorporación de dietas determinadas, entre otras.

El cuepo humano va perdiendo masa muscular de manera natural conforme avanza la edad, una vez entrado en los 30, el individuo comienza con una pérdida paulatina de este tejido del 3% al 8% por década, hasta alcanzar los 50 años.  Este proceso biológico de reducción de la masa corporal se denomina Sarcopenia, y está directamente relacionado a la Dinapenia, proceso también natural que trae consigo una disminución de la fuerza y la potencia de nuestros músculos. Todo esto conlleva una mayor propensión a caídas y fracturas en las personas de edad adulta.

Masa ósea

El hueso es un tejido vivo y en crecimiento. constituye alrededor del 14% del peso total y el 18% de la masa libre de grasa. Mientras eres joven, el cuerpo genera nuevo tejido óseo con mayor rapidez de la que lo pierde. En los primeros años de la adultez, la masa ósea está en su pico máximo; posteriormente, el tejido óseo comienza a disminuir más rápidamente de lo que se regenera y la masa ósea disminuye. Pero es un proceso largo y muy lento, que se puede desacelerar aún más con dietas ricas en calcio y ejercicios con carga.

¿Cuáles son los peligros de no conocer su composición corporal?

Un balance saludable entre grasa y músculo es vital para la salud y el bienestar a lo largo de la vida. Evidencia científica demuestra que una composición corporal saludable aumentará su esperanza de vida; reducirá los riesgos de enfermedades cardiacas, cáncer, diabetes, resistencia a la insulina, etcétera; aumentará los niveles de energía y mejorará la autoestima.

La creciente epidemia de obesidad en niños y adultos en México ha resaltado la importancia de entender los niveles de grasa corporal en términos de corto y largo plazo para la salud. Sin embargo, otros componentes de composición corporal también influyen en un estado de salud y la importancia de su medición aumenta en la práctica clínica.

Es común asumir que tener la menor cantidad de peso total posible es saludable. Sin embargo, ser "delgado" no reduce automáticamente los riesgos a la salud. Todo dependerá de la composición de su cuerpo, Dos personas del mismo sexo y peso corporal pueden lucir completamente diferente uno de otro porque tienen una composición corporal diferente, por ejemplo: una persona de peso total normal o bajo puede tener alto contenido en grasa, o viceversa, una persona de peso total elevado puede tener bajo contenido de la misma

fat to slim

Referencias:

  1. Indice de masa corporal. Organización Mundial de la Salud (OMS). 2018
  2. Importancia de la lectura de composición corporal.Inbody México.2018
  3. Emilio González Jiménez. Composición corporal: estudio y utilidad clínica. endonu.2012.
  4. M. Wang, R.N. Pierson, S.B. Heymsfield. The five level method: a new approach to organizing body–composition research. Am J Clin Nutr, 56 (1992), pp. 19-28
  5. Valtueña, V. Arija, J. Salas. Estado actual de los métodos de evaluación de la composición corporal: descripción, reproductibilidad, precisión, ámbitos de aplicación, seguridad, coste y perspectivas de futuro. Med Clin (Barc), 106 (1996), pp. 624-635
  6. Keys, J. Brozek. Body composition in adult man. Physiol Rev, 33 (3), pp. 245-325