Seguridad de la página de inicio
domingo, 27 septiembre 2020
Log in

COMBINACIÓN DE DOS MEDICAMENTOS PARA EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE HÍGADO IRRESECABLE

El Carcinoma Hepatocelular es un cáncer común en todo el mundo y una de las principales causas de muerte . Aunque la enfermedad en estadio temprano puede curarse mediante resección, trasplante de hígado o ablación, la mayoría de los pacientes presentan enfermedad irresecable y tienen un pronóstico precario.

Los medicamentos inhibidores multicinasas (Sorafenib y Lenvatinib) son los tratamientos sistémicos de primera línea aprobados para el carcinoma hepatocelular irresecable sobre la base de estudios que muestran una supervivencia modestamente más prolongada con sorafenib que con placebo y la no inferioridad de lenvatinib frente a sorafenib. Sin embargo, ambos están asociados con efectos secundarios considerables que perjudican la calidad de vida.

atezo beva medicamentos

Actualmente han surgido otras opciones de tratamiento para este grupo específico de pacientes, de ellos destaca un estudio de fase 1b de Atezolizumab más Bevacizumab en pacientes con carcinoma hepatocelular irresecable no tratado, mostró un perfil de efectos secundarios aceptable y una actividad antitumoral prometedora, con una tasa de respuesta objetiva del 36% y una mediana de supervivencia libre de progresión de 7 meses.

Por los hallazgos previos se realizó con el Dr Richard Finn, Oncólogo de la Universidad de California y un grupo de investigadores el IMbrave150, un ensayo aleatorizado de fase 3, global, multicéntrico, abierto, para determinar la seguridad y eficacia de atezolizumab más bevacizumab en pacientes con carcinoma hepatocelular irresecable que no había recibido previamente tratamiento.

F. Hoffmann – Laboratorios Roche / Genentech patrocinó el ensayo, proporcionó los fármacos del ensayo y colaboró con un comité directivo académico en el diseño del ensayo y en la recopilación, análisis e interpretación de los datos.

Objetivos:
Determinar la seguridad y eficacia de atezolizumab más bevacizumab en comparación con sorafenib en pacientes con carcinoma hepatocelular irresecable que no habían recibido previamente terapia sistémica.

Métodos:
Este estudio es ensayo global, abierto, de fase 3, los pacientes con carcinoma hepatocelular irresecable que no habían recibido previamente tratamiento sistémico fueron asignados aleatoriamente en una proporción de 2: 1 para recibir atezolizumab más bevacizumab o sorafenib hasta que ocurrieran efectos tóxicos inaceptables o hubiera un pérdida de beneficio clínico. Los criterios de valoración primarios fueron la supervivencia general y la supervivencia libre de progresión en la población por intención de tratar, según lo evaluado en un centro de revisión independiente de acuerdo con los criterios de evaluación de la respuesta en tumores sólidos, versión 1.1 (RECIST 1.1).

Resultados:
La población por intención de tratar incluyó 336 pacientes en el grupo atezolizumab-bevacizumab y 165 pacientes en el grupo sorafenib. En el momento del análisis primario (29 de agosto de 2019), la media de seguimiento fue 8.6 meses. La supervivencia general a los 12 meses fue del 67,2% con atezolizumab-bevacizumab y del 54,6% con sorafenib. La mediana de supervivencia libre de progresión fue de 6,8 meses (IC del 95%, 5,7 a 8,3) y 4,3 meses (IC del 95%, 4,0 a 5,6) en los grupos respectivos (cociente de riesgo de progresión de la enfermedad o muerte, 0,59; IC del 95%, 0,47 a 0,76; P <0,001). Se produjeron reacciones adversas serias en el 38% de las pacientes que recibieron la combinación de atezolizumab-bevacizumab, la más frecuente fue hipertensión en el 15,2% de los pacientes del grupo atezolizumab-bevacizumab; sin embargo, otros efectos tóxicos de alto grado fueron poco frecuentes.

 

atezo beva

Conclusiones:
En pacientes con carcinoma hepatocelular irresecable, atezolizumab combinado con bevacizumab produjo mejores resultados de supervivencia general y libre de progresión que sorafenib.

Comentarios:

Después de un período de estancamiento, se han logrado avances rápidos en el tratamiento de pacientes con carcinoma hepatocelular pero a medida que surgen más opciones en todas las líneas de tratamiento, los enfoques de secuenciación requerirán una consideración cuidadosa.

En mayo de 2020, la FDA aprobó la combinación de atezolizumab más bevacizumab para su uso en pacientes con cáncer de hígado irresecable o metastásico que no habían recibido tratamiento sistémico previo según los datos del ensayo de fase 3 IMbrave150, la noticia la compartirmos en el portal AMHIGO.

Los autores del presente artículo comentan, que la combinación de atezolizumab y bevacizumab es un tratamiento excelente, novedoso y estándar de atención en términos de terapia sistémica. Este es un campo emocionante, pero es importante recordar que se trata de una enfermedad que requiere una reflexión cuidadosa antes de iniciar la terapia, así como un manejo multidisciplinario. Se observaron efectos tóxicos graves en el 38% de los pacientes que recibieron la terapia combinada; sin embargo, no se observaron efectos tóxicos nuevos o inesperados. La terapia combinada también resultó en un tiempo más prolongado para el deterioro de la calidad de vida y el funcionamiento informados por el paciente en comparación con el sorafenib.

 

atezo beva resultados 2

 

El Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, comenta que "ya era justo un estudio que demostrara superioridad al Sorafenib, un medicamento de poco acceso a la población general de países como México y América Latina, en donde el ingreso per capita es bajo. Además, de su precio mensual extremadamente caro su perfil de toxicidad incluye a la nausea lo cual se convierte en un factor limitativo para muchos pacientes y sobre todo tratándose de un medicamento de administración oral." En cuanto a la nueva propuesta terapéutica, mencionó que "es importante recordar que ATEZOLIZUMAB y BEVACIZUMAB son terapias biológicas, a base de anticuerpos  monoclonales, que se administran por vía intravenosa, en infusión lenta y con pre-medicación con cortisona. En relación al primero, existe una gran experiencia en cáncer de pulmón de células no pequeñas, que demuestran su eficacia, pero también su toxicidad. El segundo tiene una amplia experiencia también en cáncer colo-rectal, así como en cáncer de pulmón, de riñón y diversos carcinomas ginecológicos, en combinación con otras terapias. Esos esquemas muestran eficacia pero también toxicidad que ameritan un meticulosa explicación a los pacientes y un manejo multidisciplinario. Bienvenido este nuevo esquema que ofrece mejorar sobrevida a los pacientes con este tipo de neoplasia. 

Referencias:
1. Finn RS, Qin S, Ikeda M, et al. Atezolizumab plus Bevacizumab in Unresectable Hepatocellular Carcinoma. N Engl J Med. 2020;382(20):1894-1905.

2. Lee MS, Ryoo B-Y, Hsu C-H, et al. Randomised efficacy and safety results for atezolizumab (ATEZO) + bevacizumab (BEV) in patients (pts) with previously untreated, unresectable hepatocellular carcinoma (HCC). Ann Oncol 2019; 30

 

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas