Seguridad de la página de inicio
sábado, 15 agosto 2020
Log in

Kodak se suma a la lucha para combatir el coronavirus

Eastman Kodak, el antiguo coloso de la fotografía que acabó declarándose en suspensión de pagos a principios de 2012 incapaz de adaptarse a la revolución digital, ha acaparado en las últimas dos sesiones el protagonismo en la Bolsa de Nueva York, donde sus acciones han llegado ha multiplicar por 23 su valor, pasando de los 2,62 dólares del lunes a los 60 dólares que llegaron a alcanzar durante la sesión de ayer, tras confirmarse que la compañía entrará de la mano de Washington en la producción de medicamentos.

Las autoridades acaban de confirmar ayer que la compañía de Rochester recibirá un crédito de 765 millones de dólares (650 millones de euros) para financiar el lanzamiento de Kodak Pharmaceuticals, una nueva división de la empresa dedicada a la producción de principios activos clave para la producción de medicamentos en Estados Unidos.

La inyección de fondos públicos en Eastman Kodak representa la primera vez que la Administración Trump hace uso de la orden ejecutiva presidencial que autoriza a la Corporación para la Financiación del Desarrollo (DFC) y al Departamento de Defensa de Estados Unidos a colaborar en apoyo de la respuesta estadounidense a la amenaza que representa la pandemia de coronavirus. El préstamo acelerará la comercialización por parte de Kodak, al reducir los costes iniciales necesarios para reutilizar y expandir las instalaciones existentes de la compañía en Rochester, Nueva York y St. Paul (Minnesota), incluso mediante la incorporación de capacidades de fabricación avanzada y tecnología avanzada.

kodak 1

Kodak Pharmaceuticals producirá componentes farmacéuticos críticos que se han identificado como esenciales pero de los que se ha registrado una escasez nacional crónica, según lo definido por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), ya que, a pesar de que los estadounidenses consumen aproximadamente el 40% del suministro mundial de componentes a granel utilizados para producir productos farmacéuticos genéricos, sólo el 10% de estos materiales se fabrican en Estados Unidos.

“Kodak se enorgullece de ser parte del fortalecimiento de la autosuficiencia de Estados Unidos en la producción de los componentes farmacéuticos clave que necesitamos para mantener a nuestros ciudadanos seguros”, dijo el consejero delegado de Kodak, Jim Continenza. “Al aprovechar nuestra vasta infraestructura, nuestra profunda experiencia en la fabricación de productos químicos y el patrimonio de innovación y calidad, Kodak desempeñará un papel fundamental en el retorno de una cadena de suministro farmacéutica estadounidense confiable” señalan.

En la sesión del martes, la cotización de las acciones de Kodak se revalorizó un 203% para concluir la jornada en los 7,94 dólares, mientras que ayer, tras confirmarse la noticia, la fiebre compradora llegaba a impulsar un 655% el precio de los títulos de Eastman Kodak hasta los 60 dólares, aunque posteriormente la negociación se estabilizaba en torno a los 38 dólares, con un repunte del 380% respecto del martes y del 1.350% en comparación con el lunes.

Eastman Kodak, fundada en 1888 y propietaria de centenares de patentes en la industria fotográfica, se declaró en bancarrota en enero de 2012. La capitalización de mercado de la compañía se ha incrementado en apenas 48 horas hasta los 1.500 millones de dólares (1.274 millones de euros) desde los apenas algo más de 100 millones de dólares (85 millones de euros) del pasado lunes.

Nos encontramos en una situación tan peculiar que cada vez existen mas iniciativas y aportaciones de los sectores de la industria que anteriormente no aportaban directamente a la sanidad. !Bien por Kodak!

 

Referencia

https://www.bbc.com/news/business-53563601

https://www.fiercepharma.com/manufacturing/camera-maker-kodak-dives-into-drug-manufacturing-765m-federal-loan

https://www.bloomberg.com/news/articles/2020-07-30/kodak-pivots-to-drugs-after-failing-at-photography-and-crypto?srnd=markets-vp

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas