Seguridad de la página de inicio
martes, 29 septiembre 2020
Log in

UN MUNDO AL REVÉS

Ya te has dado cuenta que afortunado eres si perteneces a ese grupo de personas satisfechas con su propio esfuerzo y su esmerado cuidado.


Afortunado porque reconoces que otros tienen que trabajar en sitios de mayor riesgo, pero confías en ellos y valoras su esfuerzo. 

E4B8B2B7 B619 4342 A56A 8F6636E6A66D

Afortunado porque no eres de los que viven atemorizados, contando muertos, o culpando sospechosos, o flagelándose por sus desaciertos o lamentándose por encontrarse ante la niebla, tan solo afortunado, porque eliges ser feliz al cobijo de la esperanza. 

Afortunado porque intuyes el valor de seguir avanzando, aunque la marcha sea escabrosa, el camino largo y la ganancia incierta. 

Un mundo al revés, sin duda, en el cual los sueños del hombre valen más que sus posibles hallazgos, donde la profilaxis es una mezcla curiosa de masoquismo y egoísmo. Un mundo en el que sin querer ya se tiene y en el que sin buscar ya se encuentra.